Al concluir el mes de julio, el tipo de cambio fix muestra un cierre a la baja si se compara con el mes inmediato anterior pues pasó de cotizar un precio de $19.69 pesos por dólar (ppd) el 29 de junio a $18.54 ppd el día 30 de julio, lo que representó una apreciación mensual de 5.83%.

La paridad cambiaria al 30 de julio representa un avance de 5.70% si se compara con el precio del último día de 2017 y promedia un precio de $19.08 ppd en lo que va del presente año que si se compara con el promedio del mismo periodo del año anterior implica una apreciación de 0.65%.

Los movimientos a la baja se explican por una debilidad generalizada del dólar estadounidense y por las decisiones en materia de política monetaria que el Banco de México y la Reserva Federal tomen en los días siguientes. Los pronósticos de los analistas señalan que el tipo de cambio continuará cotizando por debajo de los 19 pesos por unidad de dólar y seguirá respetando el precio soporte de $18.50 pesos por dólar, mismo que no ha sido superado desde el pasado 19 de abril.