De acuerdo con el INEGI, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un avance quincenal de 0.24% durante la primera mitad de enero respecto a la inmediata anterior. A su vez, observó una tasa inflacionaria anual de 5.51%, lo que representó la primera desaceleración del año, después de una tasa de 6.77% al cierre de 2017.

Los precios que incidieron en el alza del índice quincenal fueron los de productos como el gas doméstico LP (3.86%), la gasolina de bajo octanaje (1.47%), el huevo (3.44%). Mientras que los precios de productos como el jitomate (17.4%); el transporte aéreo (31.9%); la calabacita (12.4%); y los servicios turísticos en paquete (8.3%) presentaron variaciones a la baja, reduciendo las presiones sobre el índice general de precios.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que la economía mexicana se recuperará durante 2018 y que dicho avance se verá reflejado en una drástica desaceleración inflacionaria, a reserva de concretar las negociaciones del TLCAN y efectuar un ejercicio electoral sano durante 2018.