De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) realizada por el INEGI, la tasa de desocupación nacional, entendida como aquel porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) que no trabajó siquiera una hora durante la semana en que se levantó la encuesta pero que manifestó su disposición para trabajar y emplearse, se ubicó en 3.4%, nivel similar al del mes anterior e inferior a la tasa de 3.5% observada en enero de 2017.

Por sexo, la tasa de desocupación entre hombres se ubicó en 3.3% durante enero, tasa que es similar a la tasa de desocupación de las mujeres. Las tasas de desocupación para ambos sexos disminuyó 0.1 puntos porcentuales respecto a diciembre del año anterior.

Por su parte, la tasa de subocupación, entendida como el porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda, representó el 6.8%; es decir, 0.4% menos que la tasa de subocupación registrada durante enero de 2017. Finalmente, el 59.4% de la población de 15 años y más en el país constituye la PEA, lo que representa un incremento de 0.2% respecto a diciembre de 2017.