A propósito del 14 de febrero, el INEGI publica algunas estadísticas sobre la unión de adolescentes con menos de 20 años de edad. En el periodo que va de 1990 a 2015 la proporción de adolescentes en edades entre los 12 y 19 años de edad casados disminuyó de 4 a 1.6%; pero aumentó de 2.5 a 5% los que viven en unión libre.

Las tendencias muestran que el porcentaje de matrimonios donde alguno de los cónyuges tiene menos de 18 años ha disminuido; en 1995 el 16% de las mujeres con menos de 18 años de edad ya había contraído matrimonio, mientras que en 2016 sólo el 1.8% de las mujeres menores de 18 años se había casado. En el caso de los hombres, sólo el 3.5% había contraído matrimonio antes de cumplir los 18 años; en 2016, sólo el 0.3% se casa antes de cumplir dicha edad.

Respecto a la edad de los cónyuges de las mujeres que se casaron en 2016 y que tenían menos de 18 años, el 1.2% se unieron a hombres menores a ellas, el 5.1% se casó con hombres de la misma edad; mientras que el 93.6% contrajo matrimonio con hombres mayores a ellas. El 90.3% de las adolescentes unidas no asiste a la escuela; por su parte, el 89.1% de los varones adolescentes casado no asiste a alguna institución educativa.