Coinciden que este tipo de parlamentos deben verse como un proceso integral de rendición de cuentas, innovación tecnológica y participación ciudadana.