El desempeño del tipo de cambio fix durante la semana fue intermitente pues registró una cotización de $18.46 pesos por dólar (ppd) el 26 de enero, mientras que el segundo día de febrero fue de $18.52 ppd, lo que significó una depreciación semanal de 0.31%. No obstante, la moneda mexicana acumula una apreciación de 5.78% en lo que va del presente año.

Así, el tipo de cambio fix promedia un precio de venta de $18.87 ppd en lo que va de 2018 que si se compara con el promedio del mismo periodo del año anterior implica una apreciación de 11.5%.

El retroceso que observó el tipo de cambio durante la semana obedece a la publicación en Estados Unidos sobre datos de empleos, se crearon más de los esperados, lo que podría significar un posible incremento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal. A lo anterior se suma el riesgo latente por las renegociaciones del TLCAN, que de no concretarse podría implicar depreciaciones considerables para el peso mexicano. Por otro lado, el dólar mostró sesiones de debilitamiento durante enero, lo que ayudó al peso a recuperar terreno perdido desde finales del año pasado.