Mi propuesta es que se le exija una amplia y profunda experiencia de voluntariado a toda aquella persona que aspire a un puesto de elección popular, con la finalidad que tengamos políticos y funcionarios públicos sensibles a las distintas realidades sociales que existen en México.