De manera tradicional, los mexicanos se reúnen durante los últimos días de diciembre con familiares y amigos para festejar el término del año y dar la bienvenida al que inicia. No obstante, el gasto económico que las familias enfrentan en estas fechas excede el realizado durante los meses anteriores pues además de gastar en la cena de navidad y año nuevo se compran regalos, ropa y mejoras para la casa.

De acuerdo con la Profeco, el costo de comprar todos los ingredientes para la cena de fin de año puede alcanzar desde los $1,500 a los $3,000 pesos. Si a eso se agrega el gasto en juguetes, regalos y bebidas para celebrar, el gasto asciende a los 5 mil pesos.

Por su parte, la consultora Deloitte señala que el 61% de los mexicanos planea hacer un gasto menor al que realizó el año pasado en las fiestas decembrinas. No obstante, el 80% prioriza el gasto en las cenas de navidad y año nuevo, seguido de un 68% en gasto de ropa. Cabe mencionar que el gasto en reparaciones del hogar supera el desembolso en regalos durante 2017, esto es congruente dados los recientes sismos ocurridos en septiembre pasado.