De acuerdo con el Índice Global de Impunidad México (IGI-MEX) 2018, elaborado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), México tiene una media nacional en su índice de impunidad de 69.85 (en una escala de 0 a 100), lo que representa un incremento de 2.43 puntos respecto a la estimación promedio de 2016.

Este resultado posiciona a México en el cuarto sitio a nivel global en términos de impunidad (entre 69 países analizados), solo por debajo de Filipinas, India y Camerún. Croacia es el país con el registro más bajo de impunidad 36.01. La media internacional es de 55.3 puntos. El IGI se conforma por tres grandes dimensiones: Estructural, Funcional y Derechos Humanos.

El Estado de México es la entidad con el índice de impunidad más alto con 80.06; seguido de Tamaulipas (78.88); Nayarit (78.08); Coahuila (77.88); Quintana Roo (77.33) y Guerrero (76.08). Los principales resultados señalan que México tiene 4 veces menos jueces y magistrados que el resto del mundo, sólo el 17.09% de los homicidios con averiguaciones previas son encarcelados, los delitos no denunciados aumentaron a 93.7% y se estima en 24.2 millones de personas el número de víctimas en edad adulta.