En Nueva Alianza coincidimos en que para salvaguardar la viabilidad de la economía en la frontera norte del país, es preciso que sea reformado el multicitado acuerdo; y que el estímulo fiscal contenido en dicho Decreto sea aplicado de forma directa al precio en el que se le vende la gasolina a los expendedores de combustibles.

Consulta el posicionamiento aquí.