En Nueva Alianza reconocemos la Constitución de 1917, pero también estamos seguros que debemos de adaptar sus principales preceptos a la realidad del México actual, pues es fundamental caminar hacia una nación más pujante, emprendedora y con ansias de incursionar en la modernidad mediante acciones y actitudes progresistas.

Consulta el posicionamiento aquí.