En nuestra última entrega del año nos centramos en describir el comportamiento que variables estratégicas como el tipo de cambio, la inflación y el precio de la Mezcla Mexicana presentaron a lo largo del año. Si bien es cierto el 2017 fue un año de mucha volatilidad para el mercado cambiario y de efectos traspaso sobre el nivel de precios de la economía, además de las etapas de renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, las expectativas para el siguiente año se mantienen positivas pues se pronostican avances entre 2 y 3% del producto nacional.

Pese a lo anterior, los retos que plantea el 2018 se centran en mantener la competitividad de la economía nacional ante el plan fiscal aprobado en los Estados Unidos, concretar la continuidad del TLCAN y mantener la disciplina fiscal a lo largo del año, a pesar de ser año electoral. A su vez, presentamos algunos pronósticos de las variables mencionadas y los montos presupuestados del gasto planeado para 2018.

Consulta el reporte