El INEGI presentó los resultados de su segunda Encuesta sobre el Buen Fin, cuyo propósito es medir el impacto de dicho programa en las actividades de las empresas de los sectores de comercio y servicios privados no financieros, a fin de contribuir al análisis económico de ambos sectores.

En la edición 2017 del Buen Fin, el 59.7% de las empresas dedicadas al Comercio al por menor declararon haber participado en el programa, mientras que en el sector de las empresas dedicadas a los Servicios privados no financieros participó el 20.0% de ellas.

El 42.9% de las empresas del sector comercio señala que sus ventas incrementaron en comparación con el Buen Fin del año anterior; mientras que 31.9% de las empresas declara que sus ventas permanecieron igual y 25.2% reporta disminución de ventas. Por otro lado, dentro del sector de empresas dedicadas a los servicios, el 31.6% dijo que sus ventas crecieron respecto al mismo programa de 2016; 49.2% declaró que permanecieron iguales y 19.2% señaló disminuciones de sus niveles de ventas. Las principales estrategias de venta que ambos sectores utilizaron fueron los meses sin intereses, seguidos de bonificación de puntos y los pagos aplazados.