La Mezcla Mexicana de Exportación reportó una semana bastante positiva pues pasó de cotizar un precio de venta de $55.82 dólares por barril (dpb) el viernes 16 de marzo a 58.30 dpb el 23 del mismo mes, lo que representó una apreciación semanal de 4.44%; es decir, una diferencia positiva de $2.48 dólares por barril.

En lo que va del año, la MME promedia un precio de $56.74 dpb que si se compara con el promedio del mismo periodo del año anterior implica una apreciación de 24.7%. Adicional a ello, el barril de crudo mexicano se ubica 3.75% por encima del último precio reportado en 2017.

De acuerdo con Banco Base, el comportamiento de la mezcla mexicana se alinea al mover de los principales referenciales internacionales y responde a una ligera recuperación suscitada por el aumento de las tensiones políticas y sociales en Medio Oriente, lo que favoreció al mercado de los energéticos con repuntes de sus niveles de precios. No obstante, persiste la amenaza por el incremento de pozos petroleros utilizados en las últimas semanas, lo que presiona los precios internacionales a la baja por el aumento de la oferta de crudo a nivel mundial.