El tipo de cambio fix mostró un ligero comportamiento al alza durante la primera semana de febrero pues de registrar un precio de cotización de $18.52 pesos por dólar el viernes 2 de febrero a $18.86 ppd el 9 del mismo mes lo que significó una depreciación semanal de 1.8%. Con dicho resultado, el peso mexicano promedia un precio de venta de $18.85 ppd en lo que va del presente año que si se compara con el promedio del mismo periodo del año anterior implica una apreciación de 11.1%.

Pese al resultado a la baja que se observó durante la semana, el tipo de cambio fix acumula una recuperación de 4.1% respecto al precio de cierre de 2017.

De acuerdo con analistas de Banco Base, las depreciaciones del tipo de cambio obedecen al movimiento registrado en las operaciones de los mercados energéticos. No obstante, sugiere que el peso mexicano aún se encuentra en proceso de recuperación y que podría apreciarse aún más si se concretan de manera exitosa las negociaciones del TLCAN. Como factor de riesgo se encuentran las elecciones presidenciales en México, lo que podría imprimir mayor volatilidad a la moneda nacional.